En Tabolo celebramos el centenario de la escuela Bauhaus

Con motivo del centenario de la escuela Bauhaus, en Tabolo queremos hacer una mención especial a la escuela y a todos aquellos que la hicieron posible.

Walter Gropius fundó está reconocida escuela de arte en 1918, momento en el que el panorama político y social era tremendamente agitado. La razón de su nacimiento tiene que ver con el objetivo de Gropius por hacer que los jóvenes del momento aprendiesen en un ambiente totalmente diferente al de las escuelas de arte convencionales. La riqueza de Bauhaus reside no solo en su afán por enseñar el oficio, sino en educar a través de métodos y personas, capaces de trasmitir la vena artística y la energía creativa, estableciendo así una nueva forma de entender el arte, el diseño y la construcción.

La escuela vivió distintas etapas: de 1918 a 1925 en Weimar, de 1925 a 1932 en Dessau y después una breve etapa en Berlín hasta 1933, cuando los nazis la cerraron por ser sospechosa de pro judía.

Los métodos de Johannes Itten, una de las primeras incorporaciones al claustro de maestros, consistían en sacar del alumno lo que ya llevaba dentro, dejándose llevar por su torrente creativo. Las dos caras de la moneda de las corrientes artísticas entre las que se debatía la escuela fueron representadas por Kandinsky, quien, metódico, sometía los elementos creativos a un análisis exhaustivo, casi científico, y Klee, antidogmático, quien proponía utilizar a experiencia y visión personal para crear a través de formas, colores y texturas.

El museo Thyssen es en esta ocasión el encargado de conmemorar el centenario de la escuela con una pequeña exposición compuesta por 14 cuadros firmados por ocho de los pintores y profesores vinculados a la academia: Klee, Kandinski, Itten, Feininger, Moholy-Nagy, Schlemmer, Albers y el húngaro Bortnyik. La exposición podrá visitarse del 28 de octubre al 12 de enero de 2020.
Para Tabolo, la Escuela y sus principales referentes han sido en muchas ocasiones fuente de inspiración. Nos atrae la sobriedad de sus líneas puras y formas geométricas, los colores primarios, los materiales en estado puro. Dos de nuestros Tabolo en los que se puede ver una clara inspiración en la Bauhaus son nuestra mesa Itria y la consola Cobalta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *